CATEGORÍAS
Entradas recientes

Y llegó el día de la resonancia de control

Antes de seguir con la historia de Sergio, me gustaría contar cómo fue la resonancia de control.

La teníamos el día 22 de enero, pero Sergio estaba muy acatarrado y con bronquitis y la anestesista se negó a sedarlo.

Nos dieron cita para el 29 y además la radióloga, sabiendo que ese mismo día teníamos cita con la neurocirujana que lo controla, nos indicó que haría el informe sobre la marcha, para que no tuviéramos que esperar los 4 días y además llegar a tiempo para la cita.


El 29 nos levantamos tempranito y nos marchamos al hospital.

Sergio aún seguía muy acatarrado, así que nos temíamos que la volvieran a suspender y perder la cita con la neurocirujana.


Aquí estábamos esperando a que llegaran las 8:15



Por fin llegó la hora.

Entramos y esta vez si pudieron hacérsela.

Creo que porque había un anestesista diferente.


No tardaron mucho. Las dos veces anteriores le habían mirado todo el cerebro.

Esta vez, solo la parte donde tiene la lesión.


En hora y media aproximadamente estaba fuera y se lo llevaban a la sala de despertar.

Tampoco allí estuvo mucho tiempo, aunque por un momento le dio un golpe de tos muy fuerte y la enfermera puso sobre la cama la sonda para la intubación endotraqueal.


No fue necesaria, menos mal.


A la media hora, nos lo sacaron para afuera.

Estaba aún muy adormilado.



Le acomodamos en su carrito y le ofrecimos el biberón.

Se lo tomó con muchísimas ganas.

Pobrecillo mío, con lo comilón que es y no probaba nada desde las 10 de la noche del día anterior.



Una vez desayunado, nos fuimos a pasear.

Hasta las 12 no estaría el informe.

Fueron un par de horas de muchísimos nervios.

El día estaba muy soleado, así que nos quedamos dando vueltas en los alrededores del hospital.


A las 11:30 yo ya no podía más y entré a preguntar, por si acaso ya estuviera.

Pero no...

Fue puntual la radióloga.


A las 12 del mediodía lo volcó y mientras la recepcionista nos grababa el DVD con las imágenes, la radióloga salió a hablar conmigo.


Qué cara no tendría yo de susto que tal y como se iba acercando a mi, me sonrió y me hizo un gesto para indicarme que estuviera tranquila.


Me dijo que la lesión estaba exactamente igual que en las dos resonancias anteriores.

Y que eso era muy buena señal, porque si bien la lesión no había crecido, Sergio si, por lo que cada vez le "molestaba menos".


Descartó la malformación.

Al parecer es un tumor. Lo saben porque capta contraste, algo que no ocurre cuando es un hamartoma.


Aún así, el hecho de que no haya crecido, indica que es benigno, por lo que a no ser que le produzca algún tipo de problema, se queda ahí.


Más contentos que unas castañuelas, nos fuimos dando otro paseo hasta la consulta de la neurocirujana.


Le echó un vistazo y nos dijo lo mismo que la radióloga.

En las enfermedades neurocutáneas suelen crecer este tipo de tumores en el sistema nervioso central.


A no ser que sea maligno, no hay que tocar el tumor, solo controlarlo.

El edema perilesional persiste todavía, pero es posible que con el tiempo se acabe reabsorbiendo.


El protocolo es controlarlo mediante resonancia magnética craneal cada tres meses durante el primer año.

En total, serán 6 resonancias, ya que la primera en la que se lo descubrieron no cuenta y la sexta cuenta ya como del segundo año.

Si sigue sin crecer... pasaríamos a control cada 6 meses y después anual.


Este es el informe de la resonancia.



No es bueno... pero es el mejor que nos podían dar, dada la situación.


Tenemos cita de nuevo con la neurocirujana el 4 de mayo, por lo que la siguiente resonancia será durante la última semana de abril.


Ahora toca olvidarse de esto, porque si no, no vivimos... y vamos a ponernos a tope con las terapias.


El martes empieza con la logopeda. De momento, dos horas a la semana, que se unen a las dos que tiene en este momento de psicomotricidad.


Según nos diga la terapeuta, ya vemos si necesita más o alguna otra especialidad como fisioterapia, piscina, psicólogo, etc.


Muchísimas gracias a todos lo que nos habéis acompañado en estos días de tantos nervios a través de la comunidad de Facebook


Caminando Junto a Sergio


Sobretodo el día de la resonancia. Sois geniales y el camino es mucho más ameno si estáis con nosotros empujando.


Gracias a todos lo que estáis aportando vuestro granito de arena en forma de aportaciones económicas para las terapias y tratamientos.


Gracias a Maribel y Almudena, por el tratamiento de Reiki.

Este es su centro, en Fuerte del Rey.



Os aseguro que funciona y el trato no puede ser más agradable.

Estamos deseando repetir.


Gracias a todos!!!!





Archivo
Buscar por tags
Síguenos en las Redes
  • facebook
  • tweet

© 2015 Caminando junto a Sergio

 

 

  • tweet
  • facebook
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now